12 diciembre, 2019

Todos son verdaderos cristianos en la Iglesia

Todos son verdaderos cristianos en la Iglesia

Este mensaje explica por qué el divorcio, la adicción al alcohol, la inmoralidad y el aborto son tan frecuentes en la Iglesia hoy en día. ¿Están nuestras iglesias realmente llenas de verdaderos creyentes?

Esta enseñanza nos traerá luz sobre ese tema.

Hace ciento cincuenta años, un gran predicador dijo: «Siempre, la ley debe preparar el camino para el evangelio».

«Pasar por alto esto al hablar con las personas es casi seguro que dé lugar a falsas esperanzas»: Porque? porque las personas creen que son salvas cuando no son»

James Kennedy un pastor Norteamericano dijo:

«La gran mayoría de las personas que son miembros de iglesias en Estados Unidos hoy en día no son cristianos».

AW Tozer dijo: «Es mi opinión que decenas de miles, si no millones, han sido llevados a algún tipo de experiencia religiosa al aceptar a Cristo y no se han salvado».

Y, por supuesto, Jesús también advirtió que en el Día del Juicio, muchos vendrían a Él y le dirían: “Señor, Señor”, y Él dirá: “Nunca te conocí; apartaos de mí, hacedores de iniquidad ”( Mateo 7:22 , 23 ).

Esa palabra «iniquidad» significa «anarquía».

La ley es fundamental en la conversión. ¿Cómo puede un hombre arrepentirse si no sabe qué es el pecado?

La Biblia dice: «Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.» ( 2 Timoteo 2:19 ).

Esa es la misma palabra: “anarquía”.

Si no hay conocimiento del pecado, entonces con hay culpabilidad… Pablo dice: “No conocía el pecado sino por la ley ”( Romanos 7: 7 ),

Entonces no se comprende que hayamos pecado contra Dios. Y no habrá arrepentimiento vertical.

Y sin arrepentimiento no hay salvación.

Trae fruto a Dios

Romanos 7: 4 dice: “Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.«.

Ilustración

Un hombre estaba borracho y condujo a través de su ciudad natal a una velocidad peligrosa.

La ciudad no tenía leyes contra el exceso de velocidad, por lo que el hombre no cometió ninguna infracción… pero al poco tiempo aprobaron una ley que decía que 65 millas (100 km) por hora era la velocidad máxima.

El hombre llega de nuevo a 120 millas por hora y también borracho,  esta vez él estaba transgrediendo la ley. Lo agarraron y le impusieron una multa de $ 6,000.

Sin dinero ni palabras en su defensa, el joven fue llevado a prisión.

Mientras estaba en la cárcel sin esperanza, sin medios económicos, su padre llega a la puerta y le dice: «Hijo, sé que eres culpable, pero soy tu padre y te amo, así que vendí todos mis bienes para recaudar el dinero para pagar la multa para ti, ahora puedes salir vámonos a casa.»

¿Cuál será entonces la actitud de este joven ante la ley?

Bueno, primero él está muerto a la ley por el sacrificio de su padre. Su padre pagó su multa; ahora la ley no tiene dominio sobre él.

¿Y cuál es su actitud ahora hacia su padre?

A la luz del sacrificio de su padre, está lleno de una humilde gratitud por semejante demostración de amor.

Ahora producirá el fruto de un nuevo estilo de vida que es agradable a los ojos de su padre. Y honrara la ley.

Mire nuevamente a Romanos 7: 4 : “Por tanto, hermanos míos, también ustedes han muerto a la ley por el cuerpo de Cristo”.

Allí está el sacrificio del Padre. La ley no tiene dominio sobre el cristiano. “No hay condenación para los que están en Cristo Jesús” ( Romanos 8: 1 ). La ley no tiene dominio porque el Padre pagó la multa por nosotros.

DL Moody dijo: «La ley solo puede perseguir a un hombre hasta el Calvario, no más allá».

Así que la ley no tiene dominio sobre nosotros. Estamos llenos de una humilde gratitud a Dios por su misericordia demostrada en Cristo, su maravilloso sacrificio expresado en la cruz, y ahora producimos el fruto de un nuevo estilo de vida que es agradable a Dios. Ya no somos hacedores de maldad.

Características de un verdadero convertido

¿Cuáles son los frutos de un nuevo convertido? Bueno, según Mateo 3: 8 , existe el fruto del arrepentimientoHaced, pues, frutos dignos de arrepentimiento,

Si somos salvos, tendremos evidencia de arrepentimiento.

Zaqueo dijo: “He aquí, Señor, doy la mitad de mis bienes a los pobres; y si he hecho mal a alguien, le pagaré cuatro veces más” (Lucas 19: 8 ).

Colosenses 1:10 : Nos habla del El fruto de las buenas obras.

Si lees el libro de Tito, Tito continuamente dice cosas como: “Que los que creen en Dios tengan cuidado de mantener las buenas obras” ( Tito 3: 8 ).

Jesús mismo dijo: «Dejen que su luz brille ante los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en el cielo» ( Mateo 5:16 ).

El fruto de la acción de gracias . Oh, una vez que hayas visto la cruz, dirás: «Gracias a Dios por el don inefable» ( 2 Corintios 9:15 ).

Gálatas 5:22 : El fruto del Espíritu . Si eres salvado, si eres un verdadero convertido, manifestarás el fruto del amor, la alegría, la paz, la paciencia, la bondad, la mansedumbre, la fe, y la templanza.

Filipenses 1:11 : El fruto de justicia . Harás lo que es correcto. “Te guiará por los caminos de la justicia” ( Salmo 23: 3 ). 

Y luego Mateo 3:10 advierte que «todo árbol que no dé buenos frutos, «será cortado y arrojado al fuego».

Entonces, como testigos de Cristo, debemos hacer todo lo que podamos, no solo para obtener más adeptos a la iglesia, no solo para obtener decisiones o miembros en la sociedad de jóvenes;

Sino con la ayuda de Dios, debemos asegurarnos de que aquellos que traemos al Salvador tengan las cosas que acompañan a la salvación.

La clave para desbloquear las parábolas

Veamos ahora Marcos 4: 3 . Cada vez que las Escrituras usan la palabra «oye», una vez oí decir esto, es como sonar una pequeña trompeta, Oye.

Está diciendo: «Escuchen con atención, algo importante está por decir». Lo mismo ocurre con la palabra «he aquí». Si ve la palabra «he aquí», se manifestará una gran verdad.

Pero aquí, en la parábola del sembrador en Marcos 4, Jesús dijo: “Oid; He aquí »

Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar;y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron.Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.”(versículos 3–8).

«La parábola del sembrador, que habla de conversión verdadera y falsa, es la clave para descubrir el misterio de todas las otras parábolas».

Y luego Jesús dio la interpretación, y sabemos que esta es la predicación del evangelio… la semilla cayo en los corazones duros, en los corazones de piedra, en los corazones de tierra espinosa y también en buena tierra.

Pero parece que los discípulos no entendieron de qué hablaba Jesús. Y esto es lo que el Señor les dijo: “¿No sabéis esta parábola?

Entonces, ¿cómo entenderéis todas las parábolas? ”(Versículo 13).

En otras palabras, la Parábola del Sembrador, que habla de conversión verdadera y falsa, es la clave para descubrir el misterio de todas las otras parábolas.

Una vez que entendemos que cuando se predica el evangelio hay conversión verdadera y falsa, entonces las otras parábolas comienzan a tener sentido.

Las ovejas y las cabras que viven juntas, lo verdadero y lo falso.

Las vírgenes insensatas y las prudentes, lo verdadero y lo falso juntos.

El pez malo y el pez bueno arrastrados a la red del evangelio, puestos juntos. El trigo y la cizaña crecen juntos.

Características de un falso convertido

La Parábola del Sembrador también se encuentra en Mateo 13 y Lucas 8 , por lo que vamos a utilizar la armonía de los Evangelios para observar seis características de una conversión falsa.

Marcos 4: 5 : Hay resultados inmediatos con un falso convertido.

Es decir, escucha el mensaje moderno de la vida eterna y dice: «Quiero eso». No hay que prevenir nada.

Y sin embargo, Jesús dijo: 28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él,30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.31 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?”( Lucas 14: 28–31 ).

Lucas 8: 6 Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. : Hay una falta de humedad . No hay sed para el Dios vivo.

Mateo 13: 6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. No hay raíz. No hay profundidad de carácter piadoso.

Marcos 4:16 16 Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo;  recibieron la palabra con alegría .

Y esta es la clave. Usted ve, cuando la Ley no se predica, el pecado no se ve como extremadamente pecaminoso.

Pablo dijo: «Por el mandamiento, el pecado se volvió sumamente pecaminoso» ( Romanos 7:13 ).

Y cuando el pecado no se ve a la luz de lo que es, siendo extremadamente pecaminoso, no hay temblor ante un Dios santo. No hay contrición, no hay dolor por el pecado. Así el falso convertido recibe la palabra con alegría.

Mateo 13:20 : Reciben la palabra con alegría . Su risa no se convierte en luto, y su alegría no se convierte en pesadez ( Santiago 4: 9 ).

Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.

Lucas 8:13 :13 Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartanPor un tiempo  creen. Tienen una experiencia genuina de «conversión falsa».

Protegido de la luz del sol

Imagine que dos plantas están creciendo una al lado de la otra. Una es una planta pequeña y no parece muy impresionante; La otra es una planta grande y parece que está creciendo muy bien.

Y si tuviéramos que sacar una planta para hacer espacio, la mayoría de nosotros diríamos que a la pequeña planta no le está yendo muy bien, así que vamos a sacarla y dar a esa planta grande mucho espacio para crecer. 

Pero entonces sucede algo interesante. El sol sale y la pequeña planta que no se veía muy impresionante parece estar prosperando.

La segunda planta, la grande, parece estar marchitándose bajo el calor del sol. Si pudiéramos ver a través del suelo, nos daríamos cuenta de por qué sucede esto: debajo del suelo de la planta grande hay roca, por lo que no puede enviar sus raíces profundamente.

Ahora, fue la luz del sol la que reveló lo que no pudimos ver.

No pudimos ver la condición del suelo, pero la luz del sol reveló que había algo mal debajo del suelo.

Lo mismo es cierto en el reino espiritual. La luz del sol en lo espiritual, es lo que revela lo que no podemos ver, es la tribulación ( Mateo 13:21 ), la tentación ( Lucas 8:13 ) y la persecución ( Marcos 4:17).

Estos tres factores revelan lo que tú y yo no podemos ver: la condición del corazón del aparente convertido.

Ahora, si compra una planta de casa, una de las peores cosas que puede hacer es llevarse esa planta a la casa y decir: “Esta planta me cuesta mucho dinero, así que la mantendré alejada de la luz del sol.

Voy a ponerla en un ropero y cerrar la puerta «. No, eso es lo peor que puedes hacer.

Si sabe cuidar una planta, pondrá la planta a la luz del sol e incluso la girará para asegurarse de que reciba mucha luz equilibrada.

De la misma manera, lo peor que tú y yo podemos hacer con el nuevo converso es protegerlo de la luz del sol de la tribulación, la tentación y la persecución.

Si él es genuino, la luz del sol hará que crezca. Si él es falso, la luz del sol lo hará marchitarse y morirá.

Hace años, cuando Rusia estaba bajo el comunismo, se cuenta la historia de dos guardias rusos que irrumpieron en una reunión de oración, completamente armados.

Ellos dijeron: «Si no estás preparado para morir por tu fe, ¡sal de aquí!» Y la mitad de los cristianos profesantes se fueron.

Cuando se cerraron las puertas, los guardias bajaron sus armas, sacaron sus Biblias y dijeron: «Somos creyentes, pero no queríamos arriesgarnos a la comunión con los hermanos hasta que separáramos las ovejas de las cabras».

Si la persecución severa cayera sobre la Iglesia de hoy, el efecto sería, primero, que purificaría a la Iglesia.

Liberaría a la Iglesia de murmuradores y de cobardes y de quienes causan división.

Pero en segundo lugar, y lo que es más importante, revelaría al falso convertido, el error de sus caminos.

Es una tragedia usar el método moderno de evangelismo.

Cuál es el evangelio moderno? Usted se acerca a alguien y le dice: “Disculpe, si muriera esta noche, ¿tendría la seguridad de que iría al cielo?”. Él dice: “Bueno, espero que sí. . ”Y tú le dices:“ Puedes saber que si murieras esta noche irías al cielo. ¿Quieres que comparta contigo cómo puedes saberlo? «Él dice:» Sí, claro».

Y tú dices: “Bueno, Jesucristo murió en la cruz por tus pecados y resucitó al tercer día. Si te arrepientes y pones tu fe en Él, puedes pasar de la muerte a la vida hoy mismo, y puedes saber que si murieras esta noche, irías directamente al cielo».

No hay predicación del castigo futuro.

No se menciona el Día del Juicio, la razón misma por la que a los hombres se les ordena que se arrepientan.

No se menciona el infierno, no hay una apertura de la Ley divina para mostrar el pecado como algo extremadamente malo.

Él puede tomar una decisión por Jesús, pero notas que algo no está bien.

El nuevo no tiene celo por los perdidos. Él no tiene hambre por la Palabra. Él realmente no está en comunión con Dios ni la iglesia.

Tú te aseguras de que él continúe en su fe. Le lees su Biblia, lo llevas a la iglesia, etc.

Lo proteges de la luz del sol de la tribulación, la tentación y la persecución.

Y te las arreglas para hacerlo hasta el Día del Juicio, cuando los ojos de un Dios santo se abren camino hacia su alma culpable; cuando los libros se abren y se presenta ante una ley santa y llena de ira, se le expone frente a su iniquidad.

¡Qué tragedia que lo hayas protegido de la luz del sol!

¿No habría sido mejor retroceder y dejar que la luz del sol le revelara su verdadera condición, en lugar de darle una falsa seguridad de que está salvo?

Verás, un verdadero converso desea la leche no adulterada de la Palabra ( 1 Pedro 2: 2).

Él dirá: «Me regocijo en tu Palabra como el que encuentra un gran botín» ( Salmo 119: 162 ).

Un verdadero converso sabe que ha pasado de la muerte a la vida porque ama a los hermanos ( 1 Juan 3:14 ).

Él se pondrá en comunión. Él pone su mano en el arado y no mira hacia atrás, porque es apto para el reino.

La tierra de su corazón se abrió para que pudiera recibir la Palabra injertada, que puede salvar su alma ( Santiago 1:21 ).

Está bien guardado

Esto va a sonar un poco radical, pero si alguien es salvado, nunca se alejará. Dirá como Pedro: “Señor, ¿a quién iremos? Solo Tú tienes palabras de vida eterna” ( Juan 6:68 ).

El verdadero converso dice: “…porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.”( 2 Timoteo 1:12 ; Judas 1:24 ).

Salmo 37:30 , 31 : “La boca del justo habla sabiduría,
Y su lengua habla justicia.31 La ley de su Dios está en su corazón;
Por tanto, sus pies no resbalarán”.

Cuando alguien ha sido salvado, Dios dice: «Tomaré mi ley y la escribiré en su corazón y haré que camine en mis estatutos» ( Ezequiel 36:27 ).

Eso es lo que pasa cuando alguien está salvado.

Tienen en cuenta la ley divina. Ya no son más los trabajadores de la iniquidad.

No mienten, no roban, no matan, no cometen adulterio, no codician.

No odian, no se enojan sin causa.

Son aquellos a los que llamamos erróneamente «apartados» los que se alejan porque nunca se salvaron en primer lugar.

La Escritura dice: «De acuerdo con el verdadero proverbio, el perro regresa a su vómito y el cerdo vuelve a revolcarse en el lodo» ( 2 Pedro 2:22 ).

¿Sabes por qué un cerdo vuelve a revolcarse en el lodo?

¿Es porque es una criatura sucia? No.

Vuelve a enfriar su carne. Es por eso que los cerdos se meten en el fango y se revuelcan, y eso es lo que sucede con un falso convertido.

Verás, el evangelio moderno no usa la ley como lo hizo Jesús.

Así que el pecador no es crucificado con Cristo.

Pablo dijo: «La ley fue muerte para mí» ( Romanos 7:13 ). Fue la ley la que me mató, dijo Pablo.

Si a la ley se le permite hacer su trabajo, nos lleva a la nueva vida que está en Cristo.

Es solo una cuestión de tiempo antes de que el falso convertido vuelva a la inmundicia de este mundo para enfriar su carne pecaminosa, porque todavía está vivo dentro de su corazón.

Él nunca ha sido crucificado con Cristo.

George Whitefield dijo estas palabras: «Esa es la razón por la que tenemos tantos conversos como hongos», es decir, los conversos que surgen de la nada y luego desaparecen, «porque su suelo pedregoso no está arado». No tienen convicción por la ley.

Examínate a ti mismo

¿Estoy diciendo que un verdadero converso nunca peca? ¡Por supuesto no! Un cristiano, cada cristiano, tiene una batalla con el mundo, la carne y el diablo.

Y a veces él cae en pecado, pero ese es el punto: cae en pecado, mientras que el hipócrita, el falso convertido, se sumerge en el pecado.

El cristiano no quiere desagradar a Dios, pero el hipócrita, el falso convertido, hace provisión para la carne. Busca disfrutar de sus apetitos carnales.

Esa es la diferencia entre lo verdadero y lo falso, el cristiano y el hipócrita, la vida y la muerte, y el cielo y el infierno.

Falsos conversos en la iglesia

Colosenses 4: 5 dice: « Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo«.

Los falsos conversos desperdiciarán tu tiempo.

Serán oyentes de la Palabra y no hacedores ( Santiago 1:22 ).

Los falsos conversos no necesitan buenos consejos, ellos necesitan arrepentirse

No necesitan fertilizante, necesitan bueno suelo, ser buena tierra.

el falso convertido no necesita el abono de consejo. Necesita la tierra arrepentida de un corazón bueno y honesto delante de Dios.

Un árbol sin fruto

Un converso falso tratará de impresionarte con ramas y hojas porque le falta fruto.

Escuche Mateo 7: 15–18 : “15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.»

Tal persona le ha dado su corazón a Jesus…pero sigue atrapado en un vicio, sigue abriendo su negocio en domingo, sigue sin comprometerse, pero vive disculpándose por no servir en la iglesia…. “Un buen árbol no puede producir frutos malos, ni un árbol corrupto puede dar buenos frutos” (versículo 18).

Una fuente no puede producir agua dulce y agua amarga, y las Escrituras dicen: “Todo árbol que no dé buenos frutos será cortado y arrojado al fuego. Por tanto, por sus frutos los conoceréis ”(versículos 19,20).

Amigos, debemos hacer lo que dicen las Escrituras: conocerlos por sus frutos.

En Hechos 20:29, Pablo dice: «29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.»

Y luego Pablo dice: «30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.«. , para alejar a los discípulos después de ellos ”(versículo 30).

El Espíritu habla expresamente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe y comenzarán a escuchar espíritus seductores y doctrinas de demonios ( 1 Timoteo 4: 1 ).

Una vez más, el verdadero converso nunca volverá a mirar atrás, según Jesús, y mucho menos apartarse de la fe.

Si se encuentra en la guarida de un león, no levanta su puño al cielo.

Se pone de rodillas ante Dios. Los hornos de fuego, las guaridas de leones y el mar rojo lo establecerán, fortalecerán y confirmarán al verdadero converso ( 1 Pedro 5:10 ).

El creyente genuino produce fruto con paciencia ( Lucas 8:15).).

En otras palabras, con el verdadero converso no hay un crecimiento espectacular y rápido. ¿Por qué?

Porque las raíces se adentran en la tierra de la Palabra de Dios y extraen la humedad.

La razón por la que hubo un rápido crecimiento con esa planta entre pedregales, fue que la vitalidad que debería haber estado ingresando al sistema de raíces fue empujada hacia las ramas y hojas.

Lo mismo con el falso convertido.

Él dice «Amén» y «Aleluya» más fuerte que nadie en la iglesia. Él lleva una gran Biblia.

El otro que tomó una decisión por Cristo se sienta en la primera fila escuchando cada palabra que se predica y siempre toma notas.

Siempre tomando notas. Él está practicando la oración en secreto, la confesión de pecado, devolviendo cosas que ha robado, yendo a sus padres y pidiendo disculpas por deshonrarlos.

Él está produciendo frutos con paciencia, enviando las raíces profundamente a la Palabra de Dios.

De repente, el falso se aleja, mientras que el verdadero permanece fiel. ¿Qué ha pasado? La luz del sol de la tribulación y la tentación hace que el falso convertido se marchite y el verdadero convertido envíe sus raíces profundamente a Dios y su Palabra.

En Lucas 10: 3  Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos”, Jesús hizo algo totalmente contrario al evangelismo moderno:

¡Él envió a sus corderos entre lobos! Eso es tan contrario a lo que hacemos con aquellos que toman decisiones por Cristo.

Queremos mantenerlos alejados de todo. No! Que la luz del sol de la tribulación, la tentación y la persecución vengan sobre él. Si es genuino, crecerá. Si es falso, se marchitará y morirá.

Judas: ¿Genuino o falso?

Algunas personas piensan que Judas era un cristiano que amaba al Señor y que, de alguna manera, retrocedió. Bueno, ¿fue Judas genuino o falso? Jesús dijo: «Uno de ustedes es un demonio» ( Juan 6:70 ). Hay una buena pista.

Bueno, ¿deberíamos buscar a Judas, y si los vemos, los echamos de la iglesia?

Si vemos a alguien raro, ¿debemos sacarlo? No, Jesús dijo que no hagas eso, porque si sacas la cizaña puedes sacar también el trigo ( Mateo 13:28 , 29 ).

No hagas eso sólo déjalos. En el Día del Juicio, Dios separará las ovejas de las cabras, el trigo de la cizaña.

Porque realmente, realmente no lo sabemos. Solo Dios verdaderamente conoce lo genuino de lo falso.

Una persona decía que cada vez que veía una pintura de La última cena , buscaba a Judas: nariz grande, verrugas, al final, contando dinero.

Pero eso es tan contrario a las Escrituras.

Cuando una mujer rompió una caja de alabastro de ungüento costoso, uno de los discípulos se quejó: «¿Por qué no se vendió esto y se dio el dinero a los pobres?»

Era Judas, pero se preocupaba por los pobres. No. La Biblia nos dice que él era un obrero de la iniquidad: él era el tesorero y le estaba robando dinero a Jesús y los discípulos ( Juan 12: 4–6 ).

Judas era un hipócrita, pero lo ocultó tan bien que cuando Jesús dijo: «Uno de ustedes me va a traicionar», los discípulos no dijeron: «Judas por supuesto…» Ellos no dijeron eso.

Se sospechaban de ellos mismos más que del tesorero honesto que cuidaba a los pobres. Ellos dijeron: “¿Soy yo, Señor? ¿Soy yo? «Jesús dijo:» Es él quien pone su mano en el plato «( Mateo 26: 21-23 ): Judas.

Los discípulos no se dieron cuenta de que era él incluso en ese momento.

Cuando salió a traicionar a Jesús, algunos de ellos pensaron que había ido a dar dinero a los pobres. Lo escondió bien… de los discípulos, pero no de Dios.

Y tú y yo podemos ocultarlo, de quienes nos rodean, pero no de Dios.

Escuche Colosenses 4: 7–14 y observe cómo Pablo pone un sello de aprobación a ciertos creyentes.

Él dice: Todo lo que a mí se refiere, os lo hará saber Tíquico, amado hermano y fiel ministro y consiervo en el Señor,el cual he enviado a vosotros para esto mismo, para que conozca lo que a vosotros se refiere, y conforte vuestros corazones,con Onésimo, amado y fiel hermano, que es uno de vosotros. Todo lo que acá pasa, os lo harán saber.10 Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle;11 y Jesús, llamado Justo; que son los únicos de la circuncisión que me ayudan en el reino de Dios, y han sido para mí un consuelo.12 Os saluda Epafras, el cual es uno de vosotros, siervo de Cristo, siempre rogando encarecidamente por vosotros en sus oraciones, para que estéis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere.13 Porque de él doy testimonio de que tiene gran solicitud por vosotros, y por los que están en Laodicea, y los que están en Hierápolis.14 Os saluda Lucas el médico amado, y Demas.».

Es como si Pablo mirara a Demas y dijera: «Uh, realmente no sé sobre ti». No puedo ver ningún fruto en tu vida».

Y más allá en las Escrituras, en 2 Timoteo 4:10 , vemos que las Escrituras dicen: «Porque Demas me ha abandonado, porque ha amado este mundo presente». Un falso converso.

Refinado en el fuego

Mire 1 Pedro 1: 6 , 7 : «En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo”.

Salmo 66: 10-12 : “Porque tú nos probaste, oh Dios;
Nos ensayaste como se afina la plata.

11 Nos metiste en la red;
Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga.

12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza;
Pasamos por el fuego y por el agua,
Y nos sacaste a abundancia”

Dios nos lleva a través del fuego, no para quemarnos sino para purificarnos.

Nos lleva a través del agua, no para ahogarnos, sino para limpiarnos.

Y si usted y yo somos genuinos en nuestra fe, podemos decir: «Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;» ( 2 Corintios 4:17 ).

Permítanme señalar lo que estoy tratando de decir.

El gran factor determinante de si nosotros, con la ayuda de Dios, producimos conversos verdaderos o falsos es el uso correcto de la Ley de Dios.

El gran factor determinante de si producimos conversos genuinos o falsos regresa a si imitamos o no a Jesús, seguimos el camino del Maestro y usamos la Ley legalmente para traer el conocimiento del pecado.

¿Recuerdas las palabras de ese gran predicador hace 150 años? Él advirtió,

“Siempre, la ley debe preparar el camino para el evangelio. Pasar por alto esto al instruir a las almas es casi seguro que resulte en falsas esperanzas”.

Deja un comentario