A los Enfermos

A los Enfermos

Ver a una persona en mal estado conmueve nuestro corazón a tal punto de sentir misericordia y compasión por aquella persona, pero; ¿será suficiente sentir misericordia? ¿cambiara el estado de aquella persona que padece la enfermedad solamente por sentir tristeza?
la misericordia y compasión nos incitan a ejercer la acción, no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo a un niño enfermo, adulto o anciano con algún problema de salud, debemos hacer algo al respecto.
JESÚS EL GRAN MEDICO DE MÉDICOS
Uno de los más grandes ejemplos de amor y misericordia por parte de Cristo es “la sanidad del leproso”. Jesús miro con compasión a aquel leproso con necesidad, Él no lo vio ignorando su necesidad, es más tal era la preocupación de Cristo por aquel leproso, que El mismo le da a conocer su deseo de sanarlo (Mateo 8:3).
La biblia nos muestra que Jesús era conmovido al ver la necesidad de aquellos enfermos (véase Mateo 20:34). El rápidamente actuaba en la necesidad de cada uno (Mateo 8:3).
Esta actitud debe ser adoptada por nosotros al ver la necesidad de los demás.
¡NO ES SUFICIENTE VER EL DOLOR DE LOS DEMÁS!
Ver a las personas que padecen alguna enfermedad debe ser suficiente para llevarnos a la acción y hacer algo al respecto.
No seamos indiferentes al dolor de los demás, tomemos el Ejemplo de Cristo.
¡Mejor Vida está comprometida con los enfermos que tienen necesidad espiritual, económica y material, Ven y únete a nosotros y pongamos manos a la obra!!!

35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
36 estuve desnudo, y me cubristeis; ENFERMO, Y ME VISITASTEIS; en la cárcel, y vinisteis a mí.
37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?
38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?
39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?
40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
Mateo 25:35-40

Detalles del Proyecto

Por favor déjanos tu comentario!